sábado, 16 de diciembre de 2017

Hambre en el Mundo (Dic/2017)

*Alrededor de 795​ millones de personas en el mundo no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa. Eso es casi uno de cada nueve personas en la tierra.
   
*La gran mayoría de personas que padecen hambre en el mundo viven en países en desarrollo, donde el 12.9% de la población presenta desnutrición.
   
*Asia es el continente con la  mayor cantidad de personas del mundo que padecen hambre - dos tercios del total. El porcentaje en el sur de Asia se ha reducido en los últimos años, pero en Asia occidental ha aumentado ligeramente.
   
*África subsahariana es la región con mayor prevalencia (porcentaje de la población) con hambre. Una persona de cada cuatro presenta desnutrición.
 
*La nutrición deficiente es la causa de casi la mitad (45%) de las muertes en niños menores de cinco - 3,1 millones de niños cada año.
   
*Uno de cada seis niños - aproximadamente 100 millones - en los países en desarrollo presentan peso inferior al normal.
   
*Uno de cada cuatro de los niños en el mundo padece de retraso en el crecimiento. En los países en desarrollo la proporción puede elevarse a uno de cada tres.
   
*Si las mujeres agricultoras tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos, el número de personas con hambre del mundo podría reducirse hasta en 150 millones.
 
*66 millones de niños en edad escolar primaria asisten a clases con hambre en los países en desarrollo. Sólo en África hay 23 millones.    
 
*El PMA estima que se necesitan alrededor de US$3,2 mil millones por año para llegar a todos los 66 millones de niños con hambre en edad escolar.
(FAO)

martes, 12 de diciembre de 2017

El mapa oculto de la tierra (1ª PARTE)

Quince anillos forman una red de energía que rodea nuestro planeta, algo que ya sabían los antiguos egipcios, y que el incendio de la biblioteca de Alejandría borró del conocimiento humano. Con la convicción de que la tierra se comporta como un organismo vivo, la hipótesis "Gaia" ha profundizado en el estudio de esa red para conseguir que la humanidad se beneficie de sus energías sin desequilibrarla.
En el pórtico de la Academia de Atenas, en donde Platón daba sus lecciones, se hallaba escrita una advertencia: "Nadie entre que no sepa Geometría". El significado originario del término Geometría -como su prefijo geo" indica- se refería al estudio de las medidas de la Tierra. Poco después pasó a designar la parte de las Matemáticas que conocemos actualmente. Muchos recordaron unos manoseados sólidos de madera que nos ilusionaban al final de la EGB, ya que eran algo tangible. Entre ellos se encontraban los cinco poliedros regulares: el tetraedro con cuatro caras triangulares; el hexaedro o cubo, con seis cuadradas; el octaedro, con ocho triangulares; el dodecaedro, con doce pentagonales y el icosaedro, con veinte triangulares. No se nos explicó que ya se hallan descritos por Platón, y por ello se llaman los cinco poliedros platónicos. Sólo hay estos cinco, número sagrado pitagórico, y ninguno más que con todas sus caras formadas por polígonos regulares y  ángulos iguales, puedan inscribirse en una esfera.
como el tetraedro, el cubo y el octaedro nos parecían más lógicos y fáciles de imaginar, el dodecaedro y el icosaedro, por la ingeniosa forma de distribuir sus caras, nos obsesionaban. A Platón le sucedería lo mismo, ya que hace especial énfasis en esas normas, sobre todo el dodecaedro que contiene el número sagrado pitagórico 5 en los lados de sus caras, y el también fundamental 12 en su número. Le tenía tanto respeto que no se atrevía a nombrarlo directamente. El icosaedro 20 caras y 12 vértices, se puede inscribir en el dodecaedro, un vértice en el centro de cada cara, y el centro de sus caras triangulares en los 20 vértices del dodecaedro. En los cruces de la malla así formada, se pueden apoyar los vértices de los cinco poliedros platónicos. El dodecaedro forma la base de la malla de energías sutiles de nuestro planeta. Es posible que la fascinación que provocan estos dos poliedros proceda del inconsciente colectivo.
Aunque Platón fue el primero que describió oficialmente estas normas, ya estarían como arcanos de conocimientos secretos en la escuela de Pitágoras, donde Platón fue iniciado, pero su existencia es mucho más antigua. En Gran Bretaña se han descubierto colecciones de piedras talladas con las formas de estos sólidos y con surcos que señalaban las aristas, en donde se han hallado restos de cordones de piel. Pueden ser de 1500 años antes de Cristo -o sea, 1.000 años antes de Platón- pero en otros yacimientos las hay que pueden ser de 12.000 años antes de Cristo. Oficialmente se dice que eran utilizadas como boleadoras para cazar. Volviendo a la geometría platónica, en su significado originario, el filósofo griego, en su diálogo Fedón, no puede ser más claro al describir la estructura de la Tierra como un dodecaedro esférico: "Pero yo debo contarte una historia. Simias, es digno de oir que las cosas son iguales sobre la Tierra que bajo los cielos. Se dice, mi amigo, que ante todo, la misma Tierra se ve desde arriba, como tu verías un balón de doce piezas de cuero".

EL BALÓN TERRÁQUEO
La concepción de la Tierra como un dodecaedro se basa en una premisa relativamente simple: el dodecaedro es el poliedro que más se aproxima a la esfera y el que tiene los ángulos menos salientes, lo que permite curvarlo sin apenas sufra deformación. Si fuera el elástico y lo hinchásemos, sus caras curvadas, apoyadas en una esfera, la dividirían en doce partes formadas por pentágonos curvos. Las líneas que separan estas caras, equivalentes a las aristas del dodecaedro de caras planas, en este caso se prolongan, formando círculos máximos que rodean la esfera. Estos círculos en su periplo por la esfera, cortan las otras caras, cada una atravesada por cinco de ellos (siempre el cinco), que así queda dividida en diez sectores en forma de triángulos rectángulos. Para ello es suficiente un total de quince círculos, y no más. Así, entre las 12 caras pentagonales, cada una con 10 triángulos, totalizamos 120 triángulos rectángulos que cubren la superficie de la esfera. Al mismo tiempo, observamos que las líneas que unen los centros de los pentágonos curvos, forman triángulos equiláteros. Las veinte caras de un icosaedro esférico, cada una de las cuales contiene 6 de los citados triángulos rectángulos. Es el icosaedro que se intercala al dodecaedro. Estos triángulos rectángulos son la unidad básica de esta estructura. Así Platón -en la segunda parte del diálogo Timeo- describe estos triángulos, en los que se basan todos los poliedros, ya que en sus ángulos sobre la esfera encajan los cinco poliedros.
Para plasmar esta estructura sobre la Tierra, situamos una cara del dodecaedro en el Norte, el polo centrado en ella. Otra en el Sur, y entre ellas dos franjas con cinco caras cada una, pero la orientación de los pentágonos Norte y Sur con respecto a continentes y mares no es arbitraria, y depende de un punto, que llamaríamos el "ombligo del mundo". ¿Dónde encontrarlo? Ni más ni menos que en la gran pirámide de Cheops, y la razón de que sea así no es nada esotérica. Situada a 29º 58' 51" latitud N y 31º 08' 57" longitud E, se halla en el meridiano que divide la Tierra en dos partes en las que la superficie emergida, los continentes e islas, incluyendo la Antártida, es exactamente igual. El meridiano que pasa por la Gran Pirámide, coincide con un vértice del pentágono Norte. Ello orienta toda la red. Cinco de sus líneas maestras son meridianos, círculos máximos, que pasan por los vértices de las caras Norte y Sur, y que están alternados.

TRIÁNGULOS SAGRADO
Estos 120 triángulos rectángulos, unidades básicas de la malla energética terrestre, ya eran conocidos por los antiguos egipcios, que les llamaban triángulos M. R.,(por Amón-Rá), por lo que respetaremos esta denominación a lo largo del presente trabajo. En los textos funerarios egipcios, este triángulo rectángulo escaleno (con tres lados desiguales) se utilizaba para ilustrar la relación entre el cuerpo físico mortal, denominado ka. y los otros tres más sutiles y considerados esencias divinas del hombre, akb ba y ka, lo que demuestra la enorme importancia que se le daba a esta forma, que se halla también en las caras de la Gran Pirámide, formada por ocho de ellos ensamblados dos a dos. En esas caras, ambos triángulos no se hallan exactamente en un mismo plano, sino formando un ángulo entrante muy abierto, imperceptible a simple vista, y que sólo puede distinguirse por su iluminación consecutiva y súbita, con pocos segundos de diferencia, en el mismo instante de un equinoccio. Es el fenómeno que se llama "relámpago".
Hemos repasado la trigonometría esférica, que pilotos y navegantes deberían conocer pero que con los actuales programas informatizados de navegación la mayoría han olvidado. Así, de acuerdo a nuestros cálculos y para simplificar, suponiendo la Tierra una esfera perfecta de 40.000 kilómetros de meridiano y Ecuador, la hipotenusa de estos triángulos curvos M. R. mide 4.153.04l metros, y los catetos 3.524.164 y 2.322.795 metros, lo que suma exactamente 10.000 kilómetros, un cuarto de meridiano, con ángulos de 36, 60 y 90 grados (en los triángulos esféricos suman más de 180 grados y no se cumple el teorema de Pitágoras). La relación de 1,5172 entre sus catetos curvos, no es significativa. Pero si los proyectamos desde el centro de la Tierra sobre un plano tangente al vértice de su ángulo recto, se forma otro triángulo plano, que nos da exactamente la relación 1,618034... el número áureo Fi, que la pirámide de Cheops contiene entre su apotéma, (la perpendicular entre el lado de la base y el vértice) y la mitad del lado de la base. Es el número del equilibrio y la belleza, el límite de la serie de Fibonacci, y la razón entre dos partes de un segmento y su suma con la mayor. Un guarismo que tanto los griegos como los constructores de las catedrales góticas utilizaron secretamente en sus proporciones arquitectónicas hasta que Leonardo da Vinci lo divulgó. Ello no sólo demuestra que los antiguos conocían exactamente la trigonometría esférica y sus relaciones con la plana, sino que la red energética del planeta, con el número Fi es una estructura equilibrada y armonizada con el Cosmos.

MAPAS PREHISTÓRICOS
Las antiguas cartas marinas, los llamados portulanos, son trabajosas copias de mapas mucho más antiguos, en los que las formas de los continentes parecen deformadas y las distancias adquieren proporciones absurdas. Ello se debe a que estos viejos mapas, aparte de un sistema de proyección distinto, se basan en la geometría esférica. Uno de los más interesantes y divertidos es el de Canestris (1335) en el que Europa y África están antropomorfizados representando a un rey y una reina; la Península Ibérica como cabeza del rey, preparándose para besar a la reina africana. Los discutidos mapas de Piri Reis (1513) son copias de otros más antiguos que muestran detalladamente el contorno de Sudamérica y de la Antártida, incluso aquellas regiones actualmente cubiertas por el hielo. También pertenecen a esta cartografía no convencional pero que demuestra que fueron dibujados por miembros de una antiquísima civilización dotada de una tecnología similar a la actual. ¿Disponían quizás de aeronaves? Algunos de estos mapas, como el de Canestris, incluyen líneas de triángulos M. R., que para los profanos carecen de sentido. Ubican su origen en Alejandría, no en Gizeh. Esta ciudad, con su biblioteca, fue el centro cultural más importante de Occidente y su puerto mereció un faro calificado como la séptima maravilla del mundo. Por ello no es de extrañar que en estas copias de otras más antiguas, acabara como centro. Lo correcto sería tomar como núcleo un punto en el meridiano de Gizeh llamado Behdet, cerca de la población de Baltim, en el delta del Nilo. La intersección de este meridiano con el círculo máximo perpendicular, en el mismo centro del lado de dos pentágonos, define 4 triángulos M. R., y forma el centro de un rombo que marcaba la influencia del Imperio Egipcio. (continuará)

La Frase

Cuida tus pensamientos porque se volverán tus actos.
Cuida tus actos porque se harán costumbre.
Cuida tus costumbres porque formarán tu carácter.
Cuida tu carácter porque formará tu destino.
Y tu destino será tu vida.
Mahatma Gandhi

EDITORIAL: Nov/Dic/2017


El AMOR es el principal instrumento de
trabajo de todos los Ramas, amarse más,
confiar más, ser más positivos, más maduros,
menos egoístas. Pertenecer a Rama significa
aceptar la tarea de llamar a todos los que
están dispersos por el mundo, para guiarlos en
el despertar de conciencia.
Este tiempo ha sido una invitación a la preparación, pero también al
riesgo de equivocar la marcha. Por tanto, una cada vez más intensa
preparación, reduce los márgenes de error, aunque nos hace
enfrentarnos a pruebas cada vez mayores; medimos la intensidad y la
importancia de lo que se nos ha confiado por las dificultades que se
nos presentan en la tarea de su realización. Y las pruebas suelen llegar
siempre por donde más fácilmente se nos puede hacer tropezar.
Estar preparado, quiere decir exactamente CONSCIENTE, y estar
consciente es darse cuenta, es estar atento, darle a cada cosa su justa
medida, su exacto valor. Estar preparado en Misión RAMA, significa,
también, asumir una RESPONSABILIDAD, y para ser consciente de esa
responsabilidad, primeramente, hay que asumir todo un
DESACONDICIONAMIENTO de influencias negativas, y RETOMAR
las influencias positivas, cambios en la alimentación, en la forma de
vida, tanto en el aspecto material, como mental y espiritual.
En Misión RAMA, lo llamamos la TRASCENDENCIA del “EGO”, y lo
conocemos como el “retomar la marcha de lo ya empezado alguna
vez”, como lo dijeran los propios Guías en sus mensajes.
Estar preparados significa pues, RETOMAR todo lo que se ha dejado
de lado, modificar nuestro sistema de vida, y volver a lo positivo.
Y una vez que nosotros lleguemos a estar en buenas condiciones, casi
como consecuencia de todo ello, comenzaremos a estar conscientes de
esa otra realidad que está allí, cerca de nosotros.
Que el 2018, nos encuentre UNIDOS, CONSCIENTES y PREPARADOS
para despertar a toda la Humanidad ¡Qué así sea!
Hnos. del Boletín

jueves, 7 de diciembre de 2017

¡ Deja que la ira seque...!

Mariana se puso feliz por haber ganado de regalo un juego de té de color azul.

 Al día siguiente, Julia, su amiga, vino a la 5 de la tarde en punto para compartir unas deliciosas tazas de esa infusión.
Mariana no podía pues saldría de compras con su madre.
Julia entonces pidió a Mariana que le prestara su juego de té para que ella pudiera invitar a Rosario, otra amiga, a tomar esas prometedoras tazas de té en el jardín del edificio en que vivían.
Ella no quería prestar su flamante regalo pero ante la insistencia de la amiga decidió, hacer hincapié en el cuidado de aquel juguete tan especial.
Al volver del paseo, Mariana se quedó pasmada al ver su juego de té tirado en el suelo. Faltaban algunas tazas y la bandeja estaba rota.
Llorando y muy molesta Mariana se desahogó con su mamá “¿ves mamá lo que hizo Julia conmigo? Le presté mi juego y ella lo descuidó y lo dejó tirado en el suelo”.
Totalmente descontrolada Mariana quería ir a la casa de Julia a pedir explicaciones, pero su madre cariñosamente le dijo:
“Hija, ¿te acuerdas aquel día cuando saliste con tu vestido nuevo todo blanco y un coche que pasaba te salpicó de lodo tu ropa? Al llegar a casa querías lavar inmediatamente el vestido pero tu abuelita no te dejó.
¿Recuerdas lo que dijo tu abuela? Ella dijo que había que dejar que el barro se secara, porque después sería más fácil quitar la mancha. Así es hijita, con la ira es lo mismo, deja la ira secarse primero, después es mucho más fácil resolver todo”.
Mariana no entendía muy bien, pero decidió seguir el consejo de su madre y fue a ver televisión.
Un rato después sonó el timbre de la puerta… Era Julia, con una caja en las manos y sin más preámbulo ella dijo:
“Mariana, ¿recuerdas a Rosario?
Vino para compartir el té conmigo y no la dejé que sirviera porque creí que no cuidaría tu juego; pero se enojó y destruyó el regalo que me habías prestado.
Cuando le conté a mi madre ella preocupada me llevó a comprar otro igualito para ti. ¡Espero que no estés enojada conmigo. No pude evitarlo!"
“¡No hay problema, Julia!, dijo Mariana, mi ira ya secó...
 Y dando un fuerte abrazo a su amiga, la tomó de la mano y la llevó a su cuarto para contarle la historia del vestido nuevo ensuciado de lodo”.
Nunca reacciones mientras sientas ira. La ira nos ciega e impide que veamos las cosas como ellas realmente son. Así evitarás cometer injusticias delante de una situación difícil. Acuérdate siempre: ¡ Deja que la ira seque...!

Las 10 peores quemas de libros en la historia

1) BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA
Al menos el 75% por ciento de toda la literatura, filosofía y ciencia griega antigua se perdió; sin embargo el suceso más recordado por todos los amantes de los libros no ocurrió en la famosa Atenas o en la temida Esparta sino en tierras árabes, donde existió durante 7 siglos la biblioteca de Alejandría, dividida en dos partes: constaba de un Museo y el Templo de Serapis. Según la apócrifa Carta de Aristeas, dispuso de 20.000 rollos de papiro, y pretendía alcanzar la cifra de 500.000.
Existe una polémica, todavía vigente, sobre la destrucción de libros hecha por los cristianos. Algunos historiadores han acusado al patriarca Teófilo de haber atacado el Templo de Serapis en el año 391, con una multitud enfurecida. No hay que olvidar tampoco que en el 415 un grupo de monjes asesinó cruelmente a la matemática Hipatia.
Lo que no se sabe es quién destruyó la otra parte de la biblioteca. Según una leyenda, al concluir la conquista de Egipto, un general le pidió a Omar I que tomara una decisión. La respuesta fue cruel: «Con relación a los libros que mencionas, aquí está mi respuesta. Si los libros contienen la misma doctrina del Corán, no sirven para nada porque repiten; si los libros no están de acuerdo con la doctrina del Corán, no tiene caso conservarlos.» Los papiros sirvieron para encender el fuego de los baños públicos.

2)CHINA 213 A.C.
El 213 a.C., año en el cual un grupo de hombres intentaba reunir todos los libros en Alejandría, Shi Huandi aprobó entonces que se quemaran todos los libros, excepto los que versaban sobre agricultura, medicina o profecía. De hogar en hogar, los funcionarios se apoderaron de los libros y los hicieron arder en una pira, para sorpresa y alegría de quienes no los habían leído. Más de cuatrocientos letrados reacios fueron enterrados vivos y sus familias sufrieron incontables humillaciones.
Tres fueron los hechos que marcaron la gestión del Emperador Shi Huandi: la construcción de la Gran Muralla, la Gran Tumba con 7000 guerreros de terracota y la Gran quema de libros. Todo en proporciones colosales.
3) AUTO DE FE EN GRANADA
Francisco Jiménez de Cisneros dio en 1500 una orden que suponía, de un modo radical, la integración de una nueva cultura, y la eliminación de otra. La confusión era enorme, pues ese mismo hombre no había dejado de causar problemas en su anhelo de convertir a los infieles.
De casa en casa, sacerdotes y soldados confiscaron libros y, entre golpes y cuchicheos, advirtieron que había llegado la hora de quemar un antiguo libro sagrado, el Corán, la pieza angular del Islam. Como es obvio, la reacción de los creyentes musulmanes no se hizo esperar, aunque los disturbios fueron controlados por las tropas españolas que habían tomado la ciudad en 1492, después de diez largos años de sitio.
4) LA HOGUERA DE LAS VANIDADES
El 7 de febrero de 1497, el fraile Savonarola insistió ante sus oyentes que el triunfo de las tropas francesas sobre las italianas era una clara demostración del desastre que vivían y convenció a la gente del malestar de Dios. Una de sus primeras ideas fue sustituir el Carnaval de Florencia, que le parecía frívolo, por la fiesta de la Penitencia y sus discípulos pidieron que se reuniera todo objeto que fuera una muestra de la vanidad humana. De puerta en puerta, tras el sermón en la catedral, se recolectó lo que se pudo en medio de un saqueo general en el que participaron cientos de niños; luego se hizo preparar el escenario.
Este ritual sirvió para la destrucción de libros sobre magia y cábala, clásicos de Ovidio, Catulo y Marcial, textos de Dante y poetas de los cancioneros del amor gentil e incluso los diálogos de Platón.

5) DESTRUCCIÓN DE CÓDICES MAYAS Y AZTECAS
En el año 1530, en Tetzcoco, Fray Juan de Zumárraga hizo una hoguera con todos los escritos e ídolos de los aztecas. Había nacido en 1468, en el mítico pueblo vasco de Durango, en España, y una de sus primeras tareas como monje franciscano fue examinar los casos de brujería más conocidos de su región, lo cual lo llevó a practicar exorcismos. Como todos los fanáticos, veía el diablo en todas partes.
Diego de Landa continuó esta labor de purificación. En 1562, hizo quemar en el Auto de Maní cinco mil ídolos y 27 códices de los antiguos mayas. De esta furia, sobrevivieron apenas tres códices mayas prehispánicos.
6) BIBLIOCAUSTO NAZI 1933
El Holocausto fue el nombre que se dio a la aniquilación sistemática de millones de judíos a manos de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Pero este acontecimiento fue precedido por el Bibliocausto, donde millones de libros fueron destruidos por el mismo régimen.
La operación Quema de Libros, ejecutada el 10 de mayo de 1933 bajo la coordinación de Joseph Goebbels, se reveló pronto en su verdadera dimensión porque el mismo día se quemaron libros en Berlín y en otras 22 ciudades alemanas. Según W. Jütte, se destruyeron las obras de más de 5.500 autores. La Comisión para la reconstrucción cultural judeo-europea estableció que en 1933 existían 469 colecciones de libros judíos y al finalizar la Segunda Guerra Mundial, no quedaba ni la cuarta parte.
7) ARGENTINA 1980
El 30 de agosto de 1980, los terrenos vacíos de Sarandí se convirtieron en un lugar macabro. Varios camiones depositaron, bien temprano, un millón y medio de libros y folletos, todos publicados por el Centro Editor de América Latina. Minutos más tarde, la euforia policial, legitimada por la orden de un juez federal de la Plata llamado Héctor Gustavo de la Serna, animó a varios agentes a rociar con nafta los ejemplares y a prenderles fuego.
Se tomaron fotografías porque el juez temía que se creyera que los volúmenes habían sido robados y no quemados. Horrorizado, impotente, el editor José Boris Spivacow, contempló la quema hasta que las risas y el desaire despertaron su ira.
8) SARAJEVO 1992
Un escritor bosnio, Ivan Lovrenovic ha contado que la Vijecnica, el imponente, elevado y colorido edificio dedicado a albergar la Biblioteca Nacional de Bosnia y Herzegovina, en Sarajevo, fue bombardeada desde las diez y media de la noche del 25 de agosto de 1992 con fuego de artillería. La biblioteca perdió casi dos millones de volúmenes.
Algunos amantes del libro, habían formado una larga cadena humana para pasarse los textos y transportarlos a un lugar seguro, y salvaron algunos. Los bomberos intentaron apagar las llamas, sin suerte, porque la intensidad de los ataques no lo permitió. El techo se derrumbó y por el suelo quedaron regados los restos de manuscritos, obras de arte y escombros de las paredes y escaleras.
9) BIBLIOTECA NACIONAL DE BAGDAD 2003
El mes de abril de 2003 el mundo fue conmovido por una serie de eventos imprevisibles y atroces que destruyeron los principales centros culturales de Irak. Una ola de saqueos desmanteló los edificios públicos y comercios de Bagdad los días 8 y 9 tras la toma de la ciudad por el ejército de Estados Unidos. Fue el día 13 cuando una multitud alentada por la pasividad de los militares, roció con algún combustible los anaqueles y les prendió fuego. Millones de libros se quemaron.
Según otra versión, se usaron fósforos blancos, de procedencia militar, para el incendio, y hay evidencias que lo confirman. Pasadas unas horas, una columna de humo podía verse a más de cuatro kilómetros. En el mismo ataque fue destruido el Archivo Nacional de Iraq, y desaparecieron diez millones de documentos.
10) BIBLIOTECA DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS DE EGIPTO
2011: el 18 de diciembre pasará a ser una fecha catastrófica de Egipto por el incendio del edificio de la Academia de Ciencias, que albergaba 200.000 materiales desde el siglo XVIII y obras como Description de l’Égypte, reproducido por todos los amantes de Egipto desde su aparición en 1809. Todos los archivos que sustentaban las fuentes del siglo XIX se perdieron, miles de informes de investigación que ni siquiera estaban copiados perecieron haciendo retroceder los estudios egiptológicos durante décadas. Una tragedia amparada por la impunidad y las advertencias: desde febrero de 2011 el autor ha advertido en el Diario Clarín que todo esto sucedería y ha así ha sido para mala fortuna del patrimonio cultural mundial.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Se equivoca el fuego

Fray Diego de Landa arroja a las llamas, uno tras otro, los libros de los mayas.
El inquisidor maldice a Satanás y el fuego crepita y devora. Alrededor del quemadero, los herejes aúllan cabeza abajo. Colgados de los pies, desollados a latigazos, los indios reciben baños de cera hirviente mientras crecen las llamaradas y crujen los libros, como quejándose.
Esta noche se convierten en cenizas ocho siglos de literatura maya. En estos largos pliegos de papel de corteza, hablaban los signos y las imágenes: contaban los trabajos y los días, los sueños y las guerras de un pueblo nacido antes que Cristo. Con pinceles de cerdas de Jabalí, los sabedores de cosas habían pintado estos libros alumbrados, alumbradores, para que los nietos de los nietos no fueran ciegos y supieran verse y ver la historia de los suyos, para que conocieran el movimiento de las estrellas, la frecuencia de los eclipses y las profecías de los dioses, y para que pudieran llamar a las lluvias y a las buenas cosechas de maíz.
Al centro, el inquisidor quema los libros. En torno de la hoguera inmensa, castiga a los lectores. Mientras tanto, los autores, artistas-sacerdotes muertos hace años o hace siglos, beben chocolate a la fresca sombra del primer árbol del mundo. Ellos están en paz, porque han muerto sabiendo que la memoria no se incendia. ¿Acaso no se cantará y se danzará, por los tiempos de los tiempos, lo que ellos habían pintado?.
Cuando le queman sus casitas de papel, la memoria encuentra refugio en las bocas que cantan las glorias de los hombres y los dioses, cantares que de gente en gente quedan, y en los cuerpos que danzan al son de los troncos huecos, los caparazones de tortuga y las flautas de caña.
Eduardo Galeano
"Memoria del Fuego (I)" 

(Maní 1562: Fecha y lugar en que el Franciscano Fray Diego de Landa (1524-1579), actuando como provincial y juez eclesiástico, y el alcalde mayor Diego Quijada, como autoridad secular, quemaron los libros mayas bajo la acusación de supersticiosos e idolátricos. Este acto hizo desaparecer la mayor parte de la documentación histórica precolombina de la región maya. Irónicamente, fray Diego de Landa escribió una "Relación de las cosas del Yucatán" que se tiene por la mejor fuente escrita sobre esa cultura.)

lunes, 27 de noviembre de 2017

La Tierra se queda sin noches oscuras: Aumenta la superficie del planeta iluminada artificialmente

La humanidad se queda sin noche. En un planeta en el que más del 80% de la población vive bajo cielos contaminados lumínicamente y en el que un tercio de los 8000 millones de terrícolas no pueden contemplar la Vía Láctea, la superficie terrestre iluminada artificialmente sigue creciendo sin parar: entre 2012 y 2016 lo hizo a un ritmo del 2.2% cada año. Y por si fuera poco, el brillo de ese iluminado nocturno también aumentó alrededor de un 2% anual.
Esos resultados, nada halagüeños, proceden de un estudio liderado por el Centro de investigación alemán de geociencias GFZ en Postdam (Alemania) -y en el que hay participación española- que publica la revista Science Advances. Los científicos han analizado los datos captados por un satélite a lo largo de cinco años y concluyen que nuestro planeta está más iluminado y que, además, las noches son más brillantes, con la miríada de repercusiones negativas que eso tiene. Sobre la salud humana, sobre la investigación, sobre los ecosistemas y sobre otras especies animales, sin perder de vista que supone una pérdida del patrimonio cultural de la humanidad.
La investigación también ha evaluado el impacto sobre la contaminación lumínica que está teniendo el cambio de los iluminados públicos de sodio –la tradicional bombilla amarilla- por luces LED en ciudades y pueblos, y tras analizar los datos recolectados, cuestiona que el uso de ese tipo de iluminación conlleve un ahorro del consumo global de energía. De hecho, han observado justamente lo contrario.
El aumento es mayor en países en desarrollo
Los investigadores han analizado las imágenes captadas por el sensor VIIRS ubicado en el satélite Suomi National Polar, que orbita la Tierra desde 2011. Se han centrado en analizar tan solo los datos procedentes de los meses de octubre del periodo 2012-2016. Han escogido este mes tras tener en cuenta factores como la vegetación, si la cubierta vegetal podría tapar o no la luz solar, o la nieve, que puede hacer que algunas zonas parezcan más brillantes.
Repercute sobre la salud humana y del planeta
Que el la noche no sea oscura tiene repercusiones muy negativas. El investigador Franz Holker, coautor del trabajo, explicó en rueda de prensa que la iluminación artificial nocturna es un contaminante ambiental que amenaza la vida de muchos animales nocturnos, plantas y microorganismos, además de la salud humana. “El mundo biológico se guía por los ciclos naturales de noche y día. El 30% de los vertebrados y más del 60% de los invertebrados son nocturnos y la luz artificial les afecta y amenaza, cambia sus hábitos, los confunde”, dijo. Y añadió que la Asociación Médica Americana lanzó una alerta el año pasado sobre la exposición a la luz azul y la pérdida de calidad de sueño, con las consecuencias que tiene para la salud: desde un aumento de la probabilidad de sufrir diabetes y obesidad hasta depresión y cáncer.
Pero no todo está perdido. Kyba se mostró optimista y puso como ejemplo experiencias como la de Tucson, en Arizona, en donde se han implementado farolas LED bien diseñadas que han permitido reducir la emisión de luz sin que ello haya tenido un efecto perfectible para sus habitantes. “Hay lugar para el optimismo”, afirmó el investigador.
Diario La Vanguardia de Madid